La mirada desde Minsk- Por Aleg Pershanka

Bielorrusia: Tres presos políticos liberados poco antes de las elecciones legislativas

Hace una semana fueron liberados de pronto tres prisioneros politicos: el ex candidato a la presidencia en 2006 Alexander Kazulin, el líder de 21 años de un movimiento juvenil, Andrei Kim, y el de un movimiento de emprendedores, Siargéi Parsyukevich.

Las actas de perdón no han sido publicadas todavia. Estas liberaciones ponen de relieve una vez más que la decisión de encarcelar o liberar a sus oponentes sólo las toma una persona en el país: el dictador Lukashenka. Al mismo tiempo que rechazó la existencia de presos políticos en el país, los tildó de “hooligans” e insultó públicamente a Kazulin.

¿Qué le ha llevado a liberar a su principal rival político, Kazulin, y a otros dos presos políticos reconocidos internacionalmente precisamente en este momento?

Lukashenka trata de dar una imagen de apertura democrática, con la esperanza de que la Unión Europea y EE.UU. reconozcan las próximas elecciones parlamentarias, previstas para el próximo 28 de septiembre. A la vista del interés que la próxima privatización de empresas públicas en Bielorrusia ha levantado en algunas compañías europeas, algunas tendencias dentro de la Unión Europea están presionando para dar marcha atrás en doce condiciones que la UE puso para mejorar las relaciones con Bielorrusia. De este modo, esperan suavizar la política europea hacia el régimen y, finalmente, legitimarlo.

Las autoridades bielorrusas conocen este interés y tratan de emplearlo para atraer inversión del Oeste hacia una economía en decadencia. Después de que Rusia subiera el precio del gas, el estancamiento de la economía se hizo más visible que nunca. De hecho, las autoridades bielorrusas han estado empleando ayuda directa de Rusia revendiendo gas ruso barato a los países de la UE a cambio de lealtad política. Pero según el acuerdo firmado el 31 de diciembre de 2006 entre los gobiernos bielorruso y ruso, el precio del gas para Bielorrusia puede subir hasta los 200 dólares por cada 1.000 metros cúbicos de gas. Esto supondría un duro golpe para la economía del país, así como para el poder de Lukashenka.

Lo cual pone nervioso al dictador y le predispone a hacer algunas concesiones a EE.UU. y la UE como las de la semana pasada.

Desde luego, estas concesiones son pasos pequeños. El declive económico, una ley impopular que ha abolido privilegios sociales y subsidios (como el descuento en el transporte público para los estudiantes y subsidios médicos) han influido negativamente en la popularidad de Lukashenka. En esta situación, la dictadura no puede renunciar a su práctica habitual de falsificación de resultados electorales. Los delegados de la oposición a los que se ha permitido formar parte de los comités electorales suponen sólo un 0,07% del total, lo que convierte el recuento en algo completamente incontrolable.

Aunque la oposición no boicotee las elecciones ni retire a sus candidatos, la participación electoral puede bajar del 50%.

La apatía y la desconfianza en las autoridades actuales pueden ser empleadas por el recientemente liberado Alexander Kazulin para consolidar su lucha anti-autoritaria. Desgraciadamente, buena parte de la población no está al tanto de su huelga de hambre de 53 días, de su valiente comportamiento en los dos años de reclusión y de otros detalles de la lucha política. En uno de los países más represivos con los medios de comunicación, el papel que puedan jugar Internet y la comunicación social se vuelve extremadamente importante.

Imagen: El líder opositor bielorruso, Alexander Kazulin.

Rusia no retira su ejército de Georgia (resumen de prensa)

                                          (Consulte el mapa de la región)

·El ejército ruso continua destruyendo infraestructura en Georgia sin dar señales de retirarse

·Rusia desplaza misiles de corto alcance a Osetia del Sur

·Cuatro periodistas han muerto cubriendo el conflicto

·EE.UU. endurece su lenguaje para referirse a Rusia

El gobierno ruso aseguró durante el día de ayer que sus tropas se estaban retirando de Georgia. Los informes sobre el terreno probaron que mentía. Varias unidades de infantería mecanizada han recorrido las carreteras del país y se han han dado la vuelta al alcanzar controles de la policía georgiana. En todos, salvo en Digoeti, en la carretera que une Gori con Tbilisi, donde tras una discusión entre el comandante ruso y el oficial a cargo del control georgiano que ha incluido llamadas al móvil de sus superiores, los blindados han aplastado los coches de la policía georgiana que bloqueaban la carretera. La policía protegía el acceso a una serie de aldeas de población mixta osetia y georgiana, formalmente en territorio osetio. Los reporteros afirman que en los blindados rusos viajaban combatientes irregulares.

Hasta cuatro explosiones escucharon los reporteros de la agencia AFP junto a la base georgiana de Senaki, al oeste del país, cerca de la costa, al ser reocupada ayer por el ejército ruso. Fuentes del gobierno georgiano temen que provengan de la destrucción de depósitos de municiones y de la misma base. Georgia acusó también a los rusos de estar minando el país y de haber enviado varias unidades desde la céntrica ciudad de Jachuri.

Por otra parte, el ejército ruso impidió ayer acceder a Osetia del Sur al Comité Internacional de la Cruz Roja. La OSCE también informó de que las autoridades rusas no habían permitido todavía el envío de 100 observadores militares más de la organización a la zona, hasta no tener perfectamente delimitada la misión que llevarían a cabo.

Una fuente anónima del departamento de Defensa de EE.UU. citada por varios medios señaló que el ejército ruso estaba moviendo misiles de corto alcance a Osetia del Sur. EE.UU. cree que se trata de misiles SS-21, con capacidad para transportar cabezas nucleares tácticas (de baja potencia, a escala nuclear), de fragmentación o armas químicas. Tienen un alcance de entre 90 y 120 kilómtros, lo cual coloca a Tbilisi bajo su alcance, y fuentes de inteligencia piensan que fueron empleados en la masacre en el mercado central de Grozny el 21 de octubre de 1999, durante la Segunda Guerra de Chechenia, donde mataron a 143 personas que también eran ciudadanos rusos.

Por otra parte, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, declaró que ejército ruso ha superado la crisis que padeció durante los años ’90 durante una arenga a soldados del 58 Ejército en la ciudad de Vladikavkaz, fronteriza con Osetia del Sur. “Las fuerza armadas han superado la crisis de los ’90 y están totalmente preparadas para desempeñar cualquier operación de mantenimiento de la paz”, afirmó el presidente en la entrega de medallas a 30 soldados que tomaron parte en los combates en Georgia.

Los asesores militares norteamericanos presentes en Georgia han declarado que el ejército georgiano no estaba listo para entrar en combate. Han reconocido que aunque sobre el papel su misión era entrenar a los georgianos para las operaciones en Irak, debían, en un sentido más amplio lograr un ejército fiable en un país aliado al sur de Rusia. Describen una situación en la que el ejército georgiano todavía tenía que sacudirse vicios del ejército soviético, como el hecho de que los soldados no tuvieran iniciativa alguna.

En la declaración más dura desde que comenzó la crisis, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, ha afirmado que “vamos a negarle a Rusia unos objetivos estratégicos que son claramente el sabotaje de la democracia georgiana, utilizar su maquinaria militar para dañar y en algunos casos destruir la infraestructura georgiana e intentar debilitar al estado georgiano”. De camino a Bruselas, donde hoy se reunirá de urgencia con los ministros de Exteriores de la OTAN para analizar la situación en Georgia, se ha referido también a la reanudación de los vuelos de los bombarderos estratégicos rusos que han sido vistos a lo largo del año patrullando por el Pacífico e incluso en el espacio aéreo británico. “Es un juego muy peligroso, y tal vez uno que los rusos quieran reconsiderar”, ha advertido.

El presidente surosetio firmó el domingo un decreto disolviendo el gobierno, según informamos ayer. Hemos sabido que también firmó otro declarando el estado de emergencia en la zona y asumiendo todos los poderes.

El ayuntamiento de Moscú financiará con 100 millones de dólares la construcción de un barrio residencial en la capital surosetia, Tsjinvali, que albergará a 3.000 personas, mayoritariamente funcionarios del gobierno surosetio, según informa hoy en Moscow Times. Se llamará el Barrio Moscovita y ocupará unos 70.000 metros cuadrados. El gobierno ruso ha afirmado que invertirá hasta 400 millones de dólares en la reconstrucción de Osetia del Sur. Por su parte, las autoridades georgianas esperan recibir hasta 40 vuelos con ayuda humanitaria de EE.UU. en los próximos diez días.

PR Noticias informa de la muerte de cuatro compañeros periodistas en el conflicto y resume las condiciones de trabajo en la zona.

Breves

Rusia: La edición de San Petersburgo de la revista Novaya Gazeta ha sido acusada de incitar al odio étnico contra los georgianos por citar en una información las declaraciones del grupo racista Movimiento Contra la Inmigración Ilegal. El Servicio Federal de Inspección de Medios de Comunicación ha dado un aviso a la publicación. Si recibe otro en menos de un año, el caso pasaría a los tribunales y el diario podría ser cerrado. Novaya Gazeta ha destacado por un periodismo investigativo molesto para las autoridades. En noviembre, la presión de las autoridades llevó al cierre de su edición en la región de Samara. La periodista asesinada en Moscú, Anna Politkovskaya, trabajaba para Novaya Gazeta.

Polonia: EE.UU. y Polonia firmaron ayer el acuerdo para la instalación de 10 misiles integrados en la defensa antimisil de Washington. A cambio, el ejército polaco recibirá una batería de 96 misiles antimisil Patriot para su defensa antiaérea, colaboración de EE.UU. para la modernización de sus fuerzas armadas y la promesa de auxilio norteamericano si Polonia resultara atacada.

Bielorrusia: El presidente de la Comisión Electoral de Bielorrusia explicó ayer que el disidente Alexander Kozulin no podrá presentarse a las elecciones legislativas por tener antecedentes penales, ya que fue encarcelado por participar en las protestas que siguieron a las elecciones presidenciales en Bielorrusia en 2006. Kozulin dará una rueda de prensa mañana para explicar sus intenciones, pero ha pedido a las autoridades que limpien su expediente y liberen a dos compañeros que siguen encarcelados. La Unión Europea ha pedido la liberación de todos los presos políticos en Bielorrusia.

Medvedev asegura que las tropas rusas comenzarán a salir hoy de Georgia (resumen de prensa)

                                           (Consulte el mapa de la región)

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, aseguró ayer que el ejército que ha ocupado varias zonas de Georgia en los últimos días, comenzará su salida de territorio georgiano hoy mismo. De hecho, han sido vistos movimientos de tropas en torno a la ciudad de Gori, aunque en el general encargado de los soldados allí destacados ha explicado que están preparando su reemplazo por lo que Rusia llama “tropas de paz”. 

Los soldados destacados por Rusia y Georgia en Osetia del Sur pertenecían a un cuerpo especial encargado de mantener la zona libre de tensiones en cumplimiento de un acuerdo avalado por la OSCE. Cuando entró el ejército ruso, los miembros de su destacamento pacificador se confundieron con los soldados regulares, como puede apreciarse (mal) en la imagen (Reuters) de los soldados que el sábado se aproximaron hasta Ingoeti, a 40 kilómetros de Tbilisi, que adjuntamos. El primero por la derecha lleva un parche azul en el hombro con las iniciales MS, que identifican a lo miembros de la fuerza de paz.

La canciller alemana, Angela Merkel, visitó ayer Tbilisi y mostró un cambio en la postura alemana respecto al ingreso de Georgia en la OTAN. En la pasada cumbre de la organización, en abril, Alemania y Francia se oposieron al ingreso de Georgia y Ucrania. Esta vez, Merkel declaró que “Georgia será, si quiere, y claramente parece que así es, miembro de la OTAN”. La canciller alemana también prometió ayuda para la reconstrucción del ejército georgiano tras la próxima reunión de la organización mañana, convocada por EE.UU.

El presidente Francés, Nicolas Sarkozy, también llamó a Medvedev para exigirle la retirada de Georgia. En una tribuna publicada ayer en el diario Le Figaro, Sarkozy explicaba que si los rusos no se retiran “rápida y totalmente” tendría que  “convocar una reunión extraordinaria del Consejo de la Unión Europea para decidir qué consecuencias extraer”. “Este punto no es negociable”, añadía Sarkozy a la amenaza de reunión de los 27.

A pesar de las voces altas, el ejército ruso se hizo ayer con la central hidroeléctrica sobre el río Inguri, que produce el 60% de la electricidad consumida en Georgia y buena parte del abastecimiento de Abjazia, la otra región separatista georgiana. La destrucción de un puente ferroviario en la única vía que comunica el país de Este a Oeste fue confirmada ayer. También la importancia de las vías de ferrocarril georgianas para las exportaciones petrolíferas de Azerbayán, y, especialmente para Armenia, cuya única vía para exportar sus productos es precisamente esa. Estos movimientos llevan a los analistas a pensar que Rusia trata de dañar la economía georgiana destruyendo su infraestructura. La viceministra del Interior georgiana, Eka Zguladze, denunció ayer que el ejército ruso había incendiado en varios puntos el Parque Nacional de Borjomi. De ser cierto, los rusos habrían penetrado ya hasta el mismo corazón de Georgia. En los últimos días, ha habido informaciones relativas al incendio de bosques en las proximidades de Gori.

Por otra parte, el Moscow Times informa de que ciertos activistas humanitarios encuentran problemas para contabilizar más de 100 muertos osetios en la capital de la provincia, Tsjinvali. Citando fuentes sobre el terreno, las cifras aportadas por diversas fuentes no superan el centenar. La cifra dista mucho de los 1.600 que dio Moscú en los primeros días para acusar de genocidio a Georgia por sus bombardeos sobre la ciudad. Un experto ruso afirma que la mayoría de los muertos están bajo los escombros de la ciudad. El Tribunal Internacional de La Haya, ante el que Georgia ha interpuesto una demanda contra Rusia acusándole de llimpieza étnica en Osetia ha informado de que escuchará a ambas partes los días 8 y 9 de septiembre.

El dirigente surosetio, Eduard Kokoity anunció la disolución de su gabinete por perder el tiempo en la distribución de ayuda humanitaria entre su población.

Breves

Estonia: El gobierno de Estonia ha enviado a dos de sus principales expertos en guerra cibernética para ayudar a restablecer la operatividad de las redes del gobierno georgiano, ha informado el ministerio de Asuntos Exteriores estonio. Hasta entonces, son servidores estonios los que alojan las páginas oficiales de Tbilisi. Ya hay 50 voluntarios estonios realizando tareas humanitarias en la zona.

Rusia: El embajador iraní en Rusia afirmó ayer que su gobierno había alcanzado un buen acuerdo con Moscú para la terminación del a central nuclear de Busher. “El envío de combustible para la central nuclear de Busher es una muestra de que Rusia está comprometida con la conclusión de este proyecto”, declaró el funcionario, que añadió la excelente disposición de su gobierno a estrechar lazos con Moscú. 

Bielorrusia: El dirigente opositor Alexander Kozulin afirmó ayer que rechazará cualquier tipo de perdón que el presidente Lukashenko le otorgue. El disidente respondía así a las informaciones que señalaban que el presidente habría firmado un decreto de perdón con condiciones. Kozulin estaba de permiso para acudir al funeral de su suegro. Sin embargo, su coche fue asaltado cuando estaba aparcado en la puerta de su casa y su chófer multado por guardias de tráfico cuando le conducía al funeral tras una llamada anónima denunciando que se había saltado un semáforo. Su hija tomó el volante y logró acudir al sepelio.