¿Qué es recesión en Rusia?- Por Valeria Mingova (Moscú)

 

Por alguna razón, la noticia de que Rusia ha entrado en recesión no ha causado ninguna sorpresa ni entre la comunidad de expertos ni entre las masas o los representantes de la autoridad. O ya lo esperaban y por eso a nadie le sorprendió, o nadie imagina cómo nos puede afectar.

Nadie dudaba que Rusia se encaminaba hacia la recesión, pero preferimos aferrarnos a la esperanza de las bravas declaraciones del Gobierno acerca de que “la crisis rusa está en las bolsas y terminará a comienzos de 2009”, y pensar que los representantes del Gobierno ruso estaban en lo cierto cuando bombeaban dinero hacia los bancos.

petroleoruso1El sector bancario o, como es también conocido, el sistema circulatorio de la economía sobrevivió. Más aún, hoy en día, el sistema está saturado de liquidez y ni las obligaciones ni los activos de los bancos han sufrido crisis alguna. Pero esto no es ni bueno ni malo. Al dar dinero a los bancos, el Gobierno esperaba obtener a cambio una reactivación de la actividad económica, créditos a la actividad productiva, pero el dinero ha terminado encerrado en sus depósitos y no lo han compartido con nadie.

Por una parte, la decisión fue correcta. El superávit no es lo suficientemente grande para “poner a todos a cuenta”, y, si ocurre así, el dinero se termina y nadie puede sacar más. Pero por otra, ¿quién necesita un sistema bancario fuerte si los mecanismos crediticios están congelados y, peor aún, no tenemos a nadie a quien otorgar créditos? La producción se va a detener y nadie quiere o puede comenzar nuevas empresas. Y las que tenemos van a quebrar o vender y deslocalizar sus inversiones.

Mientras tanto, la crisis era considerada un problema de los mercados financieros. Sólo que los principales economistas del país subestimaron, parece, el hecho de que la crisis podía trasladarse a la economía real. Por eso no estaba listo el airbag de nadie. Y cuando, finalmente, el crecimiento industrial cayó un 8,5% en noviembre, comenzaron a alarmarse y declararon que la recesión estaba comenzando. Me parece a mí que de bene esse.

Por los libros de economía, sabemos que la recesión consiste en la reducción de la economía y de la producción industrial. Pero, ¿a la reducción de qué producción industrial nos referimos cuando hablamos de Rusia? O más exactamente, ¿a qué tipo de industria nos referimos? Según las estadísticas, los primeros lugares en la industria los ocupan las de la producción de petróleo, carbón, gas y metales pesados, su procesamiento y su distribución. Y, muy por detrás, tenemos a la metalúrgica, la alimenticia, la construcción y la fabricación de automóviles. 

Un PIB debilitado

Pero miremos más de cerca estos datos. Por ejemplo, qué podríamos imaginar al hablar de recortes en la producción de materiales de construcción cuando no eran, ni son ahora, suficientes para terminar los proyectos iniciados. Lo compramos todo en los países europeos. Más todavía, difícilmente encontrarán a nadie en Rusia que niegue que la mayor parte de los alimentos que consumimos procede de la importación y que la producción de comida en Rusia es sólo una pequeña parte de lo que se consume.

El mismo problema, lo tenemos con la microelectrónica, la producción aeronáutica, el sector de las telecomunicaciones y el de materias primas. Todo esto es PIB real, y en esto es en lo que debería consistir el PIB, tomado como un indicador real del desarrollo de un país, no como una bonita cifra que podemos enseñarle a todo el mundo presumiendo. De hecho, el crecimiento del PIB se debió exclusivamente a los precios del petróleo y el gas. Todo aquello relacionado con el abastecimiento energético se ha desarrollado sólo gracias a los altos precios de la energía.

Por cierto, la idea de que el PIB ruso crece gracias al petróleo y el gas se ve confirmada por las acciones del Gobierno. Es precisamente ahora cuando se empiezan a preocupar por el sector del gas y el petróleo. Los precios han caído y es por eso que se ha declarado la recesión en Rusia, el encogimiento del crecimiento económico. Y es nuestra caída productiva lo que deberían combatir en este momento. Y es por eso que, hace unos días, el primer ministro Vladimir Putin anunció otro plan para salvar la economía rusa, explicando que el Gobierno está desarrollando un nuevo plan para apoyar a… ¿a quién? A Gazprom, por supuesto. Otra producción de la carecemos.

Imagen: Pozo petrolífero ruso (Wikipedia)

Anuncios

6 comentarios

  1. […] ¿Qué supone la crisis en Rusia?lamiradaaleste.wordpress.com/2008/12/29/¿que-es-recesion-en… por Preacher hace pocos segundos […]

  2. Que subirá la inflacción al devaluar el rublo y también bajarán los ingresos al bajar el precio del gas, petróleo, aluminio…

  3. […] ¿Qué es la crisis en Rusia?Un análisis de la recesión en Rusia Ver más… lamiradaaleste.wordpress.com/2008/12/29/¿que-es-recesion-en… por father hace pocos segundos  sin comentarios en: actualidad, internacional karma de la noticia: 6 etiquetas: internacional, rusia, crisis, economía votos negativos: 0  usuarios: 1  anónimos: 0   […]

  4. muchas gracias por el artículo!

    algo sobre la IV Guerra del gas?

    Un abrazo!

  5. “Der Krieg ist eine bloße Fortsetzung der Politik mit anderen Mitteln” (Carl von Clausewitz, Vom Kriege I, 1, 24)

    Entre los días 18 y 19 de diciembre del despedido 2008, la Fundación para la Cooperación Polaco-Ucraniana (PAUCI) organizó en Varsovia unas jornadas de conferencias bajo el título: “Ukraina jako partner polityki wschodniej Polski i Niemec” (traducido: “Ucrania como socio de la política oriental de Polonia y Alemania”).

    El Congreso estaba dividido en varios paneles, a saber: I. La Política Oriental de Polonia y Alemania: ¿nacional o europea? II. Ucrania: Perspectivas de reforma y modernización del Estado. III. Posición de Ucrania en la región. IV. La economía ucraniana ante la crisis. V. Ucrania y una Europa segura.

    No quisiera extenderme aquí en todas las interesantes reflexiones que ofrecieron los ponentes: que si el “egoísmo” alemán; que si el consabido lobby polaco; que si la lucha de vectores entre la Unión Mediterránea francesa y el “Partnertswo Wschodnie” polaco; que si las asimetrías entre políticas nacionales y política europea frente a Ucrania de Polonia y Alemania; que si el argumento de no molestar a Rusia con la incorporación de Ucrania a la OTAN (el mismo que se empleó con la primera ampliación) ; que si el difícil camino de la integración ucraniana en la UE, etc.

    En la cuestión del gas no hay que ver sólo un conflicto “puntual” de Rusia con Ucrania, sino dilatar más las pupilas para comprender que hay un grupete de amigos en Rusia, empeñados en hacerse con el control de la explotación, el transporte y la distribución final de hidrocarburos a nivel mundial.

    La dependencia energética europea constituye sólo un trocito grande del pastel, pero la estrategia seguida mira más allá, pues busca incluso lograr cierta capacidad de influencia sobre otros productores (Venezuela, Bolivia, Azerbayán, Kazajstán, Libia, Argelia, Qatar, etc.).

    Personalmente, lo verdaderamente preocupante por estos lares es que el 2009 presenta un panorama N-E-F-A-S-T-O para Ucrania desde el punto de vista económico, que unido a la inestabilidad política podría desembocar de nuevo en graves disturbios callejeros, como los que acaban de estallar en Letonia (donde irán a más, probablemente también en Estonia).

    ¡Ojalá me equivoque!, pero en el peor de los escenarios no descartaría una intervención militar rusa en Ucrania antes de que termine el 2009, a ser posible “justificada” ante la comunidad internacional. Esta intervención podría perfectamente argumentarla mediante el famoso binomio: “capacidades” versus “intenciones” de Rusia. Llegado el caso, Ucrania oriental y Crimea probablemente no opondrían ninguna resistencia, y siendo algo optimistas respecto a Polonia y las repúblicas bálticas, Ucrania podría quedarse “partida” en dos, probablemente tras una breve, pero sangrienta, guerra civil entre la “Ucrania libre” y la “Ucrania ocupada”.

    Y es que Ucrania sigue siendo un bocado muy apetitoso para todos sus vecinos: tanto para la UE o Rusia, en general; como para Polonia y Alemania en particular, incluida Rumanía, que está –digamos- al “acecho”. Si este negro vaticinio se cumple, quizá en siglos venideros los historiadores lo bauticen como “la repartición de Ucrania”.

    Lo verdaderamente dramático, además, es que Ucrania podría ser un estado autosuficiente desde el punto de vista energético. Y no me refiero tan sólo a fuentes de energía “presentes”, del género que sea (gas, carbón, petróleo, centrales nucleares e incluso energías renovables); sino que Ucrania continúa siendo además una “potencia” agrícola (el famoso “granero de Europa”), por la superficie de terrenos cultivables que aún dispone respecto a la UE, y no digamos nada lo que supondría dedicarse un poquitín más al cultivo de “biocarburantes”…

    Si yo fuera el Kremlin, y sin un Sarkozy al frente de la UE, esperaría a la investidura de Obama para, a partir de entonces, instigar más a Ucrania desde todos los frentes (político, social, económico, militar…), de manera que su desestabilización interna justificara mi intervención exterior. Me remito a la cita de Clausewitz del comienzo. Además, una campaña militar en Ucrania sería una buena manera de desviar la atención sobre la propia crisis económica en Rusia. En un año de elecciones europeas y alemanas, sería asimismo un amargo “regalo de cumpleaños” para la OTAN.

    Si yo fuera el actual Jefe del Estado Mayor polaco, tendría preparado un plan militar de contingencia para ayudar al Gobierno de Kiev “en el exilio”, e intentar contener la invasión rusa por lo menos hasta la altura del río Dniéper (¿nueva frontera occidental rusa?).

    Por último, si yo fuera el Ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Letonia o Lituania rezaría una letanía con la jaculatoria: “¡Madrecita, que me quede como estoy!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: