Límites a los periodistas en el parlamento lituano- Por Viktor Denisenko (Vilnius)

 

Los periodistas que trabajan en el parlamento lituano pueden encontrarse pronto con algunos problemas. El presidente de la Cámara, Arünas Valinskas, ha propuesto impedir que los periodistas entrevisten o saquen fotos en algunas zonas del edificio. Entre los lugares a prohibir están la cantina, el restaurante, las zonas para fumadores e incluso los baños del parlamento. La prensa destaca que Valinskas prometió durante la campaña electoral hacer del Parlamento un lugar más transparente.

El presidente de la Cámara sostiene su posición alegando el “bajo nivel cultural” de algunos periodistas que acosan a los diputados. Valinskas pone por delante su experiencia como tertuliano televisivo y showman y dice conocer bien los “trucos de periodista”. Recordemos que, inmediatamente después de su elección para presidir el más alto órgano legislativo, el político tuvo varios encontronazos con gente de la prensa. En uno de ellos, terminó insultándose en directo con el conocido periodista de la cadena LNK Rüta Grinevičiūtė.

Pronto, carteles con signos recordando la prohibición a los periodistas de trabajar en cada sala aparecerán en los lugares mencionados. La prensa ve esto como un intento de impedir su trabajo. El presidente de la Cámara ha hecho realidad el sueño de muchos diputados de convertir el Parlamento en una “zona a cubierto de la mirada de los periodistas”.

Valinskas considera que las restricciones no afectan a la información parlamentaria. Pero la prensa se ha tomado las medidas como el primer paso hacia restricciones más duras todavía para su trabajo. Señalan que los funcionarios públicos deberían estar preparados para despertar más curiosidad en los medios y no esperar una “vida tranquila”.

De cualquier modo, las prohibiciones y restricciones rara vez llevan a nada bueno. La libertad de prensa es uno de los pilares de las sociedades democráticas y las autoridades tienden a limitar esta libertad por temor al ojo público. Pongámoslo de esta manera: nadie ha hecho nunca reportajes desde los baños del Parlamento, pero, hace un par de años, unos periodistas descubrieron que algunos diputados tomaban bebidas alcohólicas en el restaurante del edificio en horas de trabajo. Es evidente que los diputados tratan de protegerse sin pensar cuan ilícito es este deseo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: