La mirada desde Minsk- Por Aleg Pershanka

Lukashenka da un ultimátum a Occidente para que reconozca las elecciones legislativas

 

Durante una entrevista con la agencia rusa Interfax-Oeste, Lukashenko afirmó: “si incluso estas elecciones son ‘no democráticas’, terminarán las conversaciones con Occidente”. “Veremos cómo reaccionan. Estas elecciones no tienen precedente y cumplen con las condiciones occidentales”, añadió en referencia a las elecciones del próximo domingo. De modo que, el dictador amenaza a Occidente con fortalecer sus relaciones con Rusia si no reconoce las elecciones. 

Mientras tanto, la campaña electoral de esta cita electoral difiere en poco de la anterior. Hay muchos elementos de represión sobre la oposición sobre los candidatos democráticos, solamente representados por 47 personas en las mesas y comités electorales de un total de 70.000. Esto hace que el proceso de recuento quede totalmente fuera de control.

Refiriéndose a la oposición, Lukashenka afirmó que todos los miembros de la oposición están en el paro y que esa es la razón por la que los ciudadanos no les votan. Esa afirmación es cuanto menos, cínica, ya que es el sistema que él ha creado lo que ha hecho que esto sea posible. En Bielorrusia ocurre lo mismo que Friedrich Hayek describió en su “Camino de servidumbre” de 1946. Básicamente, si el Estado es el empleador principal, aquellos que disientan están condenados a morir de hambre.

Los observadores de la OSCE continúan informando de la pasividad con que se desenvuelve la campaña, sin muchos mítines electorales. A algunos candidatos democráticos les han sido asignados lugares imposibles para ellos, incluso zonas para pasear al perro. Pero, de hecho, pocos bielorrusos prestan mucha atención a la campaña electoral. La mayoría de los ciudadanos no asiste a los encuentros con los candidatos, no saben nada de sus programas y, con mucha suerte, encuentran un folleto con éste en su buzón. Aún más: la mayoría de los ciudadanos apenas intuye el significado de estas elecciones y qué funciones tiene el Parlamento.

Esto no resulta sorprendente. Según la OSCE, los medios de comunicación se centran en la información oficial, referida esencialmente al presidente. La primera cadena pública dedicó un 41% de su tiempo para noticias políticas a las actividades del presidente y un 19% a las actividades el Comité Electoral. Todas las noticas referidas a las instituciones del Estado fueron positivas o, al menos, neutrales.

Los partidos de la oposición no han logrado ponerse de acuerdo para boicotear las elecciones. El Consejo Político de la Unión de Fuerzas Democráticas aprobó una resolución afirmando que las elecciones no iban a ser ni libres ni democráticas e instó a la comunidad internacional a no reconocerlas. Algunos candidatos democráticos tomaron la decisión personal de retirar sus candidaturas. Como resultado, 36 de los 110 distritos electorales no cuentan con un candidato demócrata y en 15 de ellos sólo se presenta un candidato, no dejando alternativa al votante.

Lukashenka necesita que el nuevo parlamento resulte legítimo para obtener el reconocimiento del régimen y atraer la inversión extranjera hacia una economía en declive. Además, espera rebotar la decisión sobre si reconocer las independencias de Abjazia y Osetia del Sur al parlamento recién elegido.

Las elecciones a la Cámara Baja del parlamento bielorruso, llamado la Cámara de Representantes tendrán lugar el próximo 28 de septiembre. Ninguna de las elecciones celebradas en Bielorrusia desde el golpe constitucional de 1996 ha sido reconocida por los países occidentales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: