La mirada desde Vilnius- Por Viktor Denisenko

Perspectivas arco iris

 

A medida que se acercan las elecciones legislativas del próximo 12 de octubre, surgen más y más predicciones acerca de qué fuerza política puede ganar y dominar en el parlamento. Sin embargo, predecir es una tarea ingrata porque ya está claro que ningún partido obtendrá una victoria absoluta. Por tanto, varias fuerzas políticas tendrán que acordar una coalición una vez más, lo que no es tan fácil. La historia ha demostrado que incluso los acuerdos de coalición no garantizan estabilidad bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, el llamado “gobierno en minoría” que rige Lituania hoy en día se formó tras la crisis gubernamental de 2006, con la coalición de el Partido Socialdemócrata de Lituania y la Unión Popular de Campesinos Lituanos (junto a otras fuerzas políticas), con cierto apoyo del opositor Unión Patriótica (conservadores lituanos).

Aparentemente, el complejo proceso de formación de una nueva coalición es inevitable en estas circunstancias. La pregunta es qué aspecto tendrá. Dos partidos de ideologías opuestas son los más populares en Lituania, los ya mencionados Partido Socialdemócrata y la Unión Patriótica. Superan la barrera del 5%, la Unión Popular de Campesinos y algunos partidos de derecha (las uniones Liberal y de Centro y otros) suelen alcanzar el parlamento también. Además, algunos partidos populistas que se presentan “por el poder” no obtienen malos resultados. Sus eslóganes brillantes pero irrealizables suelen atraer a los sectores más decepcionados de la sociedad.

A comienzos de esta semana, durante una rueda de prensa por Internet organizada por el mayor portal informativo, Delfi, el presidente Valdas Adamkus dijo algunas palabras sobre el aspecto que podría tener la próxima coalición gobernante. Dijo preferir una coalición de aquellos partidos ya curtidos en procesos democráticos. Adamkus no descartó la posibilidad de la llamada “coalición de arco iris”, que puede ser formada por partidos de ideologías opuestas.

Podemos sugerir que los partidos tradicionales deberían tomar las palabras del presidente como una exhortación. La coalición y cooperación entre partidos expertos (aunque contemos la experiencia en los menos de 20 años tras las restauración de la independencia) es necesaria para oponerse a las crecientes listas populistas, ya que su acceso al poder es indeseable por razones evidentes.

Una coalición arco iris eficaz podría ser un signo de madurez del sistema político. Desafortunadamente, es bastante frecuente que los partidos no sean capaces de resolver sus diferencias ideológicas por el bien común. De hecho, si aparece esta coalición tras la elecciones, difícilmente será estable y eficaz. Para una colaboración productiva entre políticos, tendrán que renunciar a sus ambiciones y prejuicios personales, lo que puede parecerles muy duro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: