La mirada desde Vilnius- Por Viktor Denisenko

La ‘ley seca’ de un sólo día

 

A veces, uno se encuentra en la prensa artículos sobre leyes estrambóticas, incomprensibles e irracionales en otros países. Lituania puede presumir de contar con las suyas: está prohibido vender bebidas alcohólicas el 1 de septiembre en todo el país. Esto es así desde que se adoptó una enmienda a la ley sobre el alcohol en noviembre de 2006. Oficialmente se incluyó para combatir en consumo de alcohol, incluyendo entre los menores. Este último es un problema que Lituania trata de superar. Los menores de 18 no pueden comprar alcohol por ley, pero, a pesar de ello, el problema del consumo de alcohol entre los menores existe y se está agravando.

La ley seca del 1 de septiembre (día en que comienza el año académico en Lituania) es valorada de distintas formas. Podría considerarse simbólica en buena medida, ya que muchos dudan de su eficacia. Cualquiera puede comprar alcohol con anterioridad. De hecho, muchos compran más el día anterior por si acaso. Más aún, este tipo de ley favorece la aparición de la venta ilegal.

Antes de la aprobación de la ley, se esperaba que los bares y restaurantes sí pudieran vender alcohol tras su entrada en vigor. Pero las enmiendas necesarias para ello aún no se han llevado a cabo. Este tipo de ley puede sorprender y asustar a los turistas. Y hay que recordar que el turismo es una de las fuentes principales de ingresos de la economía lituana.

La prensa nacional ha insistido una y otra vez en que la prohibición es una falsa solución al problema. Comparada con esta medida, habría sido incluso más eficaz invertir el dinero en una campaña de prevención que atacase a la cultura del alcohol y que alertara de los daños del abuso. Entre los que han reconocido la ineficacia de la ley de un sólo día está el presidente de la República, Valdas Adamkus. Hoy lamenta no haberla vetado en su día. A pesar de la ley, la televisión pública informó de que 50 menores habían sido detenidos el 1 de septiembre por abuso de alcohol.

Hay una vieja tradición de destilado en Lituania y la producción y el consumo de bebidas alcohólicas es fuerte en general. El abuso del alcohol ha afectado gravemente a otros problemas como la violencia en la familia, el crimen juvenil, los accidentes de tráfico, etc…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: