La mirada desde Vilnius- Por Viktor Denisenko

Lituania: El calor de la campaña electoral

El principal evento político que tendrá lugar en Lituania este año serán las elecciones legislativas para el Seimas, el parlamento lituano. A pesar de que están convocadas para el día 12 de octubre (con la segunda ronda para los distritos de un mandato programada para el día 26), el ambiente político está ya muy caldeado a día de hoy. Hay varios factores contribuyen a ello.

La estabilidad de la tendencia de la sociedad lituana a la decepción con los políticos y la desconfianza en los partidos políticos existentes comienza a ser problemática, ya que está llevando a una caída de la participación electoral. En 2004, sólo un 43% de los ciudadanos con derecho a voto acudieron a las urnas. Se espera que la movilización de los votantes sea igual o incluso menor este año.

La decepción ciudadana con los partidos tradicionales está relacionada con la nueva relación de fuerzas políticas que salió de las últimas elecciones. Entre ellos están el Partido Laborista (Leiboristų partija), Frente (Frontas), dirigido por un miembro expulsado del Partido Social-demócrata, Algirdas Paleckis, y el Partido del Renacimiento del Pueblo (Tautos prisikėlimo partija), que fue estabelcido por un grupo de empresarios del espectáculo para probar suerte en política.

El problema de muchos partidos políticos en Lituania es la disparidad entre el nombre del partido y su ideología. Sucede que la frontera ideológica entre socialdemócratas y conservadores es bastante difícil de detectar. Esta situación deriva en buena parte del populismo empleado por los partidos, especialmente en un escenario de baja participación eletoral. La Relaciones Públicas Negras, práctica consistente en acusar al partido rival de todos los males posibles, es una táctica corriente.

A pesar de todo, la mayoría de los lituanos contempla la campaña electoral con escepticismo. El sentir general de los votantes fue expresado no hace mucho por un popular músico lituano, Andrius Mamontovas: “Durante la campaña electoral, a veces nos ofrecen elegir entre una manzana podrida y una pera podrida. Pero preferimos comer algo en buen estado”.

Nota: El Seimas se compone de 140 diputados, 71 elegidos por circunscripciones de un solo mandato y los 70 restantes entre listas de partidos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Aquí tampoco hay mucha “ilusión” con la partitocracia que gobierna España desde la Transición.

    Al principio por falta de libertades durante la dictadura, los españoles votaban por las ganas que tenían de decidir sus destinos. Hoy visto el sincretismo que domina la escena política donde no hay grandes diferencias entre ellos en temas fundamentales, los electores están hastiados de la demagogia y teatralidad que les circunda

    Ahí en los paises bálticos debe ocurrir un caso parecido de falta de interés del electorado.
    Además creo que la población de orígenes rusos no pueden votar por estar excluídos del censo electoral.

  2. Hablar de los países bálticos como una entidad uniforme puede ser erróneo a veces. La ley de nacionalidad lituana es distinta a la de Estonia y Letonia. Estonia y Letonia se basan en el principio de “ius sanguinis”, a diferencia de los lituanos, lo que quiere decir que una vez restaurada la independencia, la ciudadanía se le dio a aquellos que ya eran ciudadanos antes de 1940 y a sus descendientes.
    No había discriminación basada en la etnicidad, porque el mismo derecho le fue dado a los rusos y a otros grupos étnicos cuando ellos o sus padres habían sido civiles antes de 1940 (en Estonia, por ejemplo, los rusos constituían el 8% de la población antes de la anexión de 1940). Pero además, los descendientes de otras naciones, cuyos padres no habían sido ciudadanos, han tenido que pasar por un proceso de naturalización.
    Lituania pudo elegir la “opción-cero” fundamentalmente porque no sufrió tanto como Estonia y Letonia la inmigración forzada durante el perido soviético (el porcentaje de rusoparlantes en el censo de 1989 era del 10%, mientras que alcanzaba el 48% y el 39% en Letonia y Estonia respectivamente).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: