La OTAN exige a Rusia la retirada de Georgia (resumen de prensa)

·Rusos y georgianos intercambian prisioneros

·Salen algunos blindados de la ciudad de Gori

·Los osetios quieren una base militar rusa

·Lukashenko ensalza la “sabiduría” de la intervención militar rusa

El Consejo del Atlántico Norte, que reunió ayer en sesión extraordinaria a los ministros de Asuntos Exteriores de los 26 miembros de la OTAN, exigió a Rusia que cumpla el acuerdo de alto el fuego pactado con Georgia bajo mediación de Francia y que retire su ejército de su vecino del sur hasta los límites anteriores al conflicto. Como primeras medidas de advertencia, la organización suspendió el funcionamiento del Consejo Rusia-OTAN hasta que se cumpla la retirada rusa y amenazó con suspender en parte o completamente la cooperación militar con Rusia en el futuro.

Respecto a Georgia, la organización anunció la creación del Consejo Georgia-OTAN para analizar las relaciones con Georgia y el envío de una comisión de 15 observadores para cuantificar los daños sufridos por el país tras la invasión. 

El secretario general, Jaap de Hoop Scheffer, explicó: “estoy dispuesto a discutir cualquier cosa y a argumentar todo, pero no en unas circunstancias en que las tropas rusas están ocupando gran parte de Georgia, no en unas circunstancias en las que las fuerzas rusas no se están retirando como prometió su presidente”. “¿Qué valor tiene una promesa hecha sobre el papel y a través de contactos con líderes de países aliados si no es cumplida?”, añadió. Suecia anunció el lunes la suspensión de los entrenamientos conjuntos así como de los intercambios militares con Rusia y pidió el fin de actividades que llevan a la “desestabilización” de Georgia, como la destrucción de infraestructuras.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, respondió acusando a la OTAN de no ser “objetiva” y de estar “sesgada”. “Me parece que la OTAN trata de convertir al agresor en víctima, de limpiar la imagen de un régimen criminal, de rescatar a un régimen caótico y que está en camino de rearmar al liderazgo georgiano presente”, afirmó el ministro.

El director del Servicio Federal de Seguridad (el FSB), el servicio secreto ruso, Alexander Bortnikov, advirtió de que los servicios especiales georgianos planean atentados terroristas en suelo ruso, en concreto en la zona sur cercana al Cáucaso. Recientemente, el primer ministro, Vladímir Putin, firmó una orden cerrando las fronteras con Georgia y Azerbayán a los ciudadanos ajenos a los países de la CEI (la Confederación de Estados Independientes, que alberga a la mayoría de los países ex-soviéticos). La orden pretende cerrar el paso a posibles terroristas y al tráfico de armas por la región.

Por otra parte, la OSCE anunció ayer que había alcanzado un acuerdo con las autoridades rusas para enviar 20 observadores militares a zonas cercanas a Osetia del Sur como primer envío de los 100 que pretende desplegar en la zona.

El diario Kommersant informó ayer en su edición inglesa de la disolución del gobierno de Osetia del Sur. Añadió como detalle que el dirigente surosetio Eduard Kokoity pidió la instalación de una base militar rusa en la provincia. El diario cita a analistas que aseguran que la élite surosetia está dividida tras la huida de Kokoity a una ciudad más segura durante la invasión y la permanencia de algunos ministros para dirigir la defensa de Tsjinvali, lo que haría a Kokoity necesitar apoyo político de Moscú para mantener su autoridad.

En una señal de distensión, rusos y georgianos intercambiaron prisioneros en la carretera Gori-Tbilisi, cerca de la capital, en Ingoeti. Entre los cinco hombres devueltos por los georgianos a cambio de quince de los suyos figuran dos pilotos rusos derribados. Radio Free Europe pudo hablar con ellos poco antes de su liberación.

La misma emisora mantiene a un reportero en Gori, desde donde actualiza un blog con una periodicidad muy corta. Relata cómo de vez en cuando un par de blindados rusos dan una vuelta por la ciudad provocando teletipos de las agencias de prensa acerca de que “hay indicios de que los rusos están saliendo de la ciudad”. Poco después, los blindados vuelven a aparcar. Ha llegado ayuda humanitaria a la ciudad, así como han vuelto la electricidad y el agua. No así el gas, ya que el gasoducto principal está dañado. El general Borisov, a cargo de las tropas en la ciudad responde a las preguntas del periodista sobre la retirada con un “no lo sé. Honestamente, todavía no lo sé. Pero pronto”.

En la mañana de ayer, siete blindados rusos salieron de la ciudad a la vista de los periodistas. El día anterior, no les estaba permitida la entrada, pero ayer su visita había sido organizada por el ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Reunión Medvedev-Lukashenko

El presidente bielorruso se reunió ayer con el de la Federación Rusa, Dimitri Medvedev, en Sochi, cerca de la frontera con Abjazia. Anunciaron la firma para el próximo otoño de un acuerdo para crear un sistema de defensa aérea común, dentro del proyecto para crear una unión aduanera, económica y política en el que ambos países trabajan desde 1997.

En contraste con el silencio bielorruso durante los primeros días del conflicto, Lukashenko ensalzó la acción rusa en Georgia: “Fue una respuesta tranquila. La paz ha sido establecida en la región- y durará”. El ministro de Defensa ruso, Anatoly Serdyukov, anunció que Rusia continuaría suministrando armas a Bielorrusia a precio subsidiado como una prioridad.

Nota: El New York Times presenta hoy un vídeo con testimonios acerca de los asesinatos de georgianos a manos de milicias osetias en los alrededores de Tsjinvali durante el descontrol que siguió a la invasión rusa.

Imagen: Soldados rusos capturaron a una veintena de policías militares georgianos ayer en el Puerto de Poti. En la imagen puede apreciarse el emblema azul del vehículo blindado con las inciales MC (MS en alfabeto latino), que ostentaban las fuerzas de paz rusas antes del conflicto y en el que el ejército ruso transporta a los prisioneros. Rusia ha destruido abundante material e infraestructura militar en el puerto de Poti.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hoy se ha firmado en Varsovia el acuerdo de instalación de los misiles norteamericanos en suelo polaco.
    Miro en mi esfera terrestre que tengo delante del ordenador, y observo que hay la misma distancia desde Corea a la costa oeste de California que desde Polonia a Corea.
    Y me pregunto: ¿porqué instalarlos en territorio ajeno y no en el suyo?

    Y es que las contradiciones de los imperios son insondables.

    Hoy “El Periódico” barcelonés trae una crónica sobre los problemas en la frontera bielorrusa con Lituania. Esta última ha elevado una valla metálica que impide el paso a los habitantes lituanos de Norviliskes y los bielorrusos de Pitskuny entre sí.
    El visado necesario para atravesar la frontera a un bielorruso le cuesta ahora 60 €., además de efectuar un recorrido de 150 Km para llegar al más cercano de los pasos fonterizos.

    Como se puede observar a los antiguos soviéticos les están haciendo purgar su pasado.

  2. Hola JMoreno:

    Que yo sepa, también tienen misiles en California (en los primeros años de la década fueron notorios los fracasos en los ensayos de intercepción). Con los misiles de Polonia extienden su radio de acción casi hasta más allá de Moscú.
    Gracias por la crónica de El Periódico, es muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: